30 de septiembre de 2014

Un rincón especial...

¿No os gustaría encontrar un rincón tan especial? ¿O tenerlo en casa? ¡A mí sí! Me encantaría tanto con ese aire decadente, rústico y cuidando todos los detalles.

Un rincón especial...
Monsier + Madame

Una maleta de viaje de los años 60 que seguro atesora grandes aventuras y como no postales pegadas en la pared con un poco de washi tape. Sin aparente orden y concierto pero minuciosamente pensado. Viendo este pequeño rincón me dan muchas ganas de explotar mi vena creativa y pasar un buen rato soñando, pero también plasmando todas las ideas que se me ocurran. ¿Os pasa lo mismo?

Este pequeño rincón especial pertenece a unos chicos franceses muy creativos a los que no les falta ese charme... Os recomiendo encarecidamente su blog si sois casaderas y estáis buscando ideas para la boda.  :) 

29 de septiembre de 2014

Poniendo bonita la vida

Por si lo dudáis... sí, estáis en Little Muna!! Es que he puesto bonito el blog por un buen motivo que no es otro que volver a empezar. O mejor dicho, empezar de cero para poner bonita la vida.

El sábado por la mañana le dije a mi madre, "mamá, creo que voy a dejar el blog. No tengo tiempo y tampoco me llena del todo". Por la tarde, estaba cambiando entera la imagen. ¿Qué paso en ese periodo corto de tiempo? Nada en especial. Tan solo estaba cómoda en casa y me di cuenta que empecé escribiendo el blog para mí. Porque me relajaba y ya de paso compartía todo lo que Internet me daba, que es muchísimo. Mucha creatividad, ideas para hacer de la vida aún más bonita y disfrutarla a tope.

Poniendo bonita la vida - Little Muna
WestElm

Como mi intención es hablar desde el corazón. Empezaré diciendo que he tenido una crisis bloggeril que ha durado bastantes meses y ha tenido varias etapas. Me acuerdo que al principio escribía después de terminar de estudiar, o de pasar los apuntes a limpio a las tantas de la noche. Sin preocuparme mucho si el contenido o lo que a mi me gustaba había aparecido en otros blogs (simplemente ni pensaba en ello), me gustaba por la mañana leer mis blogs favoritos y descubrir nuevas ideas. Ver lo auténticos que eran, otras chicas escribiendo a las tantas de la noche para que sus fieles seguidoras pudiesen ver cómo habían envuelto un regalo, o la idea que habían encontrado a las 3 de la madrugada en Pinterest y les había parecido maravillosa. Justamente esta es la palabra, maravillosa. 

La comodidad que me aporta estar en casa ha sido la clave para ser valiente y reconciliarme con Little Muna. Además, de tener el firme propósito de compartir lo que me gusta, cuando encuentre algo que merezca ser contado al mundo. Sin obligaciones (esta es la palabra) y sin objetivos.

Reseteé Little Muna desde media tarde hasta primera hora de la noche. Tiene ese toque imperfecto de los inicios. Me voy a olvidar de que existen herramientas para mejorar y explotar un blog, porque mi objetivo es disfrutar con él.

La raíz de toda esta crisis fue una gran desilusión que me llevé con una colaboración que era mucho más que importante para mí. Esta oportunidad fallida llegó hasta mi por el blog, y cuando al final me tomaron el pelo, sentí que estaba alejada del blog y con una enorme herida que solo el tiempo haría más pequeña y permitiría de la reconciliación Anna-Blog que os estoy hablando. 

Como me siento cómoda es como al principio de todos estos tiempos. Hablando de lo que me gusta dejando todos los consejos para explotar tu blog de lado. ¿Qué más dan las visitas cuando no te apasiona al 100% lo que haces, qué importa la planificación cuando esto no es un trabajo sino un hobbie, por qué esclavizarte para sacar adelante un proyecto que realmente es tan volátil como los gustos de la gente, merece la pena sacrificar horas de sueño y hacer las cosas a desgana tan solo porque hay que publicar y no perder comba por posibles colaboraciones, tan "egoístas" somos que me ha costado muchísimo recuperar mi lista de blogs favoritos porque se borró la lista que tenía con todo este cambio y me ha costado muchísimo encontrar un blog de los que solía leer antes de esta crisis bloggeril con blogroll? Mi respuesta es no.

Detrás de todo este cambio hay también un cambio vital. Ya no soy esa chica que descubrió los washitapes hace 3 años y estaba terminando la carrera. Tampoco tengo el tiempo libre que tenía antes. He descubierto que hay felicidad trabajando en una oficina en lo que más cercano al washitape es el celo. Durante muchos meses mi despachito estaba rodeado de boniteces varias y tampoco encontré la felicidad que buscaba. La he encontrado en una isla de mesas en las que he podido pegar varios post-its (todos del color amarillo) con un boli corporativo y una libreta negra que no admite tuneado, en la mitad de un gran centro logístico en el que lo más cerca a un jarrón con flores frescas está a varios km de distancia.

Con todo esto os quiero decir que oficialmente Little Muna vuelve a los orígenes, buscando esa felicidad y motivación que me aportaba escribir aquí. Sin perseguir ni un tan solo objetivo, porque no los hay.

Después de todo... me he dado cuenta de que mantenerse fiel es el elixir. Xanela Chic fue de los primeros blogs que empecé a leer y el único que no he abandonado. Un claro ejemplo. 

Bienvenidos. Un placer teneros por aquí.

* La inspiración gráfica y algunos elementos de imágenes son de Meisi. A ella también le tengo que dar las gracias por ponérmelo a huevo :)

22 de septiembre de 2014

Bonita, la vida

Este es uno de los DIY que hice no este finde, sino el pasado. Últimamente veo todo lo relacionado con el craft un poco de refilón, y aún sigo reconciliándome con todo...

Falta de tiempo, a veces de ganas, otras por pereza, por poco atrevimiento, o porque desde hace 4 meses sufro una separación de washitapes, cartulina craft, cintas de colores, etc y solo me reúno con mi caja favorita algunos fines de semana.

Sea como sea, sigo pensando que hay que poner la vida bonita. Y eso es lo que hice, os lo cuento.

Decorar un tarro de cristal 5

En uno de los muchos tarros que tenemos por casa, con los que por ejemplo, puedes guardar mermelada de moras casera, en esta ocasión me sirvió como experimento para escribir una frase bonita con rotulador dorado. Unas cintas bonitas rescatadas de algún paquete bonito llegado de la red más bonitista de todas....


Decorar un tarro de cristal Decorar un tarro de cristal 2 Decorar un tarro de cristal 3

¡¡Y listos!! Ya tengo tarro optimista, buenrollista y brillante que me alegra mis momentos creativos. Tan sencillo como coger unas cintas, un rotulador permanente y cazar al vuelo la inspiración...

Decorar un tarro de cristal 4

Como siempre, otros DIY fáciles, sencillos y super bonitos los encontraréis en Pinterest. Aviso, igual no podréis salir en todo el día ;)

Si tenéis muchos tarros de cristal esperando la ocasión perfecta... ¡ha llegado! Con ellos puedes hacer centros de flores o crear un tarro mágico

15 de septiembre de 2014

Decorando la mermelada de moras casera

La semana pasada estuvimos cogiendo moras con mi madre y mi abuela aprovechando el buen tiempo, porque nos encantan!! Ya en casa, por primera vez hicimos mermelada de moras. Es muy fácil y así el día aún fue más redondo.

Igual de divertido ha sido decorar uno de los tarros de cristal en los que guardamos la mermelada. Una idea a tener en cuenta si nos apasiona tanto la mermelada que la hacemos casera y la regalamos a nuestros amigos.

Mermelada de moras casera 5

Para la decoración, simple y sencilla, escogí una de mis telas favoritas, un lazo en tonos marrones con corazones estampados que combinaba perfectamente, y una etiqueta de madera, que le daba un toque rústico.

Mermelada de moras casera 2

Mermelada de moras casera 3

No es la primera vez que preparó algo parecido. Siempre me gusta combinar estampados más coloridos, con un toque campestre que le da la mermelada. ¡Y más si está hecha en casa!

El paso a paso es tan fácil como situar un cuadrado de la tela encima del tape y atarlo con la cinta procurando que sobre por los extremos. Anudar los extremos con un lazo, pasar la etiqueta para que cuelgue... ¡y tachán! En menos de 5 minutos el aspecto del tarro de cristal es otro. 


Mermelada de moras casera 4

Para la mermelada de moras, si os apetece prepararla en casa después de un paseo por el bosque, esta es nuestra receta para hacer mermelada de moras:

- Licuar las moras
- Añadir en una cazuela el zumo de moras junto con una 1/4 de azúcar respecto al total del zumo.
- A fuego lento, calentar durante 1 hora.
- Añadir la mermelada en los tarros
- Disfrutar con una tostada por la mañana que te da energía para todo el día. Hacer cheescake, o cualquier otro pastel :)


Mermelada de moras casera

Os lo imaginaréis... pero me encantan estos DIY tan fáciles que hasta se podrían hacer con los ojos cerrados. Y ahora cada mañana, disfruto del desayuno mientras el tarro de cristal, tan bonito decorado, se va vaciando poco a poco... pero es que está de vicio!!

10 de septiembre de 2014

Paso a paso para envolver un bizcocho... ¡y llevártelo donde quieras!

El último día de Agosto preparé el que ha sido el primer bizcocho de la temporada y de nuevo con toda la emoción del mundo, descubrí mi caja favorita.

La que está llena de precisoso washitapes, cintas que me vuelven loca y papeles de mil colores con los que dar forma todas las ideas que se me ocurren.

Quiero contaros que tengo sentimientos enfrontados: por un lado me muero de ganas de pasar un buen rato dejando volar mi creatividad, pero por otro, son tan escasos que me apetece invertirlos descansando, con mi familia o (hasta el momento) en la playa. Tengo que ir equilibrando la balanza :)

Como os decía, descubrí de nuevo las maravillas que esconde esa caja tan inspiradora. ¿Os imagináis que hice con los objetos que aparecen en esta foto?...

Bizcocho de arándanos para un picnic

Envolví el trozo de bizcocho que dejamos de comer para llevármelo en la maleta y disfrutar de un energético y rápido desayuno el lunes. 

En esta nueva etapa que empieza me he marcado como objetivo disfrutar de estos pequeños momentos para poner la vida aún más bonita y enseñaros los DIY más fáciles de la historia. Este es para expertas y principiantes. ¿Quién no tiene papel de seda y unas cintas en casa? ¡Imposible no tener un porsiacaso tan básico!

Bizcocho de arándanos para un picnic 2

Por si alguien siente la irremediable necesidad de tener un detallito y quiere envolver el bizcocho os cuento cómo prepararlo:

- Recortar un rectángulo del papel de seda del ancho de unos 10 cm de ancho y con el largo suficiente para poder envolver el bizchocho.
- Pasar un buen rato seleccionando las cintas o baker's twine que os gusten más para el lazo.
- Atar los dos extremos de la cinta de la misma forma que se envuelve un regalo.
- Con la mejor de las sonrisas, regalar el bizcocho que con tanto cariño has preparado.

Si os apetece endulzar el desayuno o el postre, no os perdáis la receta del bizcocho de arándanos

¿Otras ideas para envolver bizcochos? Y recetas... ¿cuál es vuestro favorito?