19 de febrero de 2013

Mini bizcochos, la historia

Esta es la historia de los mini bizcochos de Little Muna. Os contaré qué receta utilicé para hacer estos mini bizcochos, que imprevistos tuve durante el proceso, por qué los hice con forma de gugelhupf y el packaging para regalar. Y cómo son tantas cosas se me ha ocurrido hacer un cuento "Los mini bizcochos que fueron pero estuvieron a punto de no ser". 

receta de mini bizcochos (1)

Para estos mini bizcochos utilicé la ya clásica y siempre socorrida receta del bizcocho de yogur. Es una manera fácil de ser repostera por un rato y cocinar un bizcocho rico con el que desayunar el domingo por la mañana. 

receta de mini bizcochos (2)

Pero, el motivo real para hacer estos mini bizcochos fueron las ganas de utilizar hueveras como packaging. Hace unas semanas os enseñé el flechazo que tuve con los Gugelhupf unos pastelitos alemanes muy dulces

Días después de casualidad encontré unos moldes para mini gugelhupf. Ya no tenía excusas así que mientras horneaba hice pruebas con las hueveras y me quedé con la más sencilla de todas. Cortando la tapa y utilizando la base, sin otro adorno que los pastelitos y el confetti del set fotográfico. 

receta de mini bizcochos (1)

La receta de los Gugelhupf es algo complicada para una cocinillas novata como yo, así que como os he contado me decanté por el bizcocho de yogur

receta de mini bizcochos (3)

Una vez horneados pensé que sería una buena idea hacerles una sesión de fotos y así experimentaba con el modo manual de la cámara. De aquí que haya distintas tonalidades, cosas de los inicios que nade dijo que fuese fácil. Me gustaba la idea de utilizar una huevera como packaging pero mientras no paraba de apretar el disparador se me ocurrió buscar otros soportes como un plato de cristal que hace años fue cenicero. Con los papeles de seda de color rosa parecían huevos en un nido de pájaros. 

receta de mini bizcochos (4)

¿Y por qué esta es la historia de "Los mini bizcochos que fueron pero estuvieron a punto de no ser"? Porque durante el primer amasado no sé cómo ni por qué se me volcó el bol, cayó encima mío toda la masa y la cocina quedó pegajosa... Pero tenía tantas ganas de probar los mini bizcochos con forma de Gugelhupf que volví a tentar a la suerte y a la segunda fue la vencida

21 comentarios :

  1. Pero que monos tan pequeñitos, me han creado la necesidad de buscar un molde para hacer en casa.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, por lo menos conseguiste el resultao! No sé cómo sabrían, pero tienen una pinta...
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  3. Ais! Pues tienen una pinta genial :]_ Y las fotos muy bonitas! Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  4. Tienen una pinta buenísima y en la huevera quedan preciosos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué monos! Y qué socorrida es la receta del yogur :)
    Me encanta la idea de la huevera.

    ¡Besitos!

    milowcost

    sorteo SMASH

    ResponderEliminar
  6. Pues tienen una pinta estupenda!! Me encanta como quedan en la huevera! Nosotros este finde también hemos jugado a las cocinitas, mañana lo enseño :-)

    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Tienen una pinta fantástica, y quedan tan monos en la huevera! Quien se puede resistir a probarlos

    ResponderEliminar
  8. Qué monada de bizcochitos! La idea de la huevera es genial! Dónde conseguiste los moldes de Gugelhupf?

    Acabo de empezar por el mundo blogger! Te invito a pasarte por mi blog!
    http://quedatealpostre.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Pero Little Little... ¡que maravilla de cocinera te has vuelto!!! ¡¡Yo quiero ser como tu!!! Lo tengo que probar con mis churumbeles!!! ...y te contare que tal! :)

    ResponderEliminar
  10. Me encanta como te ha quedado la presentación, aunque hayas tenido problemas el resultado es genial!

    ResponderEliminar
  11. Hahahahaha vaya... a mi eso de pifiarla en el proceso de creación de la masa, me paso hace unos días con unas galletas... pero tenía tantas ganas de galletas que me puse otra vez a ello ^^
    Tienen una pinta Anna, y lo de la huevera... queda muy chulo!

    besos :)

    ResponderEliminar
  12. Tengo ganas de receta ya para utilizar hueveras, me encanta este packaging.
    De verdad tienen una pinta estupenda :)))

    ResponderEliminar
  13. los bizcochitos te han quedado genial pero las fotos los superan!!
    estoy buscando recetas para hacer el postre este finde.. a ver qué hago ;)

    ResponderEliminar
  14. La parte 'problemática' del asunto no se ve ni se nota, jeje... El packaging, un 10!!!

    ResponderEliminar
  15. que bien que les dieras una segunda oportunidad jaja son perfectos para muchas ocasiones!

    ResponderEliminar
  16. Son una monada!! pero tengo que preguntar, cuánto tiempo los tuviste en el horno?? porque al ser tan peques se harán antes no? es que el otro día hice mini cupcakes, apenas los dejé 5 min en el horno y me salieron durísemos...:-( Y tengo unas cápsulas taaaan monas que me da rabia no poder usarlas!

    ResponderEliminar
  17. Pero como puede ser tan bonito un pastelito!!!! da pena comérselo! jaja

    ResponderEliminar
  18. Pues menos mal que te decidiste por volver a hacer la masa! Jajaja que tienen una pinta estupenda, y si es bizcocho de yogurt, está rico fijo! Que es dificil que salga mal! :p
    Me han encantado las fotografías que les has hecho! Y yo creo que tengo un cenicero así!! Jjaajaja con muuuchos años encima!

    Un besín!

    ResponderEliminar
  19. Que gracia por favor poderias hacel la illustracion de la historia para regalar en la cajita de huevos jiji, te quedaran super bien, seguro estarian ricos!

    ResponderEliminar